Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Grazia

Haute Couture: Evolución hasta el S.XXI (III)

mayo 04, 2010

Ya casi me había olvidado de que teníamos a medias esta serie sobre la historia de la Alta Costura. Por fin la última parte: su evolución hasta nuestros días (Aquí la primera, y aquí la segunda parte).

Historia Alta Costura

Nos habíamos quedado hablando de Worth, el primer couturier, y de cómo uno de sus hijos había fundado la Cámara Sindical de la Alta Costura, un organismo que se encarga de regular qué es Haute Couture (un término protegido) y qué no.
En 1945, la Cámara publica un decreto que fija las condiciones que se deben cumplir para que las maisons puedan formar parte de este restringido club: Los trajes deberán ser a medida de la clienta, no podrán incluir ningún proceso de producción en serie y las casas estarán obligadas a presentar dos colecciones al año en Paris.

Christian Dior y Balmain

Evidentemente, hoy en día el sistema ha quedado fuera de lugar, ya que son muy pocas las clientas que pueden pagar 50.000$ por un traje (se rumorea que son menos de 300, las mujeres que visten Alta Costura en el mundo)

Dovima por Avedon

Pero no se habla de crisis de la Alta Costura hasta la segunda mitad del siglo XX, hasta el desarrollo del prêt-à-porter y de la producción en masa. Hasta entonces el modelo funcionaba y funcionaba muy bien: no sólo en número de casas, ventas o clientas, que también. Sobre todo, y lo que es más importante, en términos de influencia, pues la Alta Costura de Paris era la que dictaba las tendencias que seguía el resto del mundo.
Grandes creadores como Poiret, Chanel o Vionnet -la primera en ver la necesidad de protegerse ante las copias-, Doucet, Paquin o Patou, exhibían sus creaciones en el marco de la HC. La moda era Paris.

Vionnet

Entonces, ¿hasta cuándo funcionó el sistema? Pues se vivió una profunda crisis tras el crack del 29 (las clientas americanas, y más tarde el resto, dejaron de encargar vestidos), pero sobre todo durante la II Guerra Mundial cuando Paris fue tomada por los alemanes y se interrumpieron las exportaciones (veis, si con la moda también aprendemos historia)
Si bien es cierto que toda la industria revive en la posguerra con el New Look de Dior, y con la aparición de nuevos creadores como Givenchy, Balmain, Balenciaga o con el regreso de Chanel, hay algo en el modelo que ya no funciona.

Dior años 50

Por primera vez en su historia, las casas no pueden mantenerse con la producción de HC. Algunas comienzan a buscar otros caminos: producción de prêt-à-porter y concesión de licencias (de esto en Dior saben mucho; en los años 50 podía encontrarse desde corbatas, a medias o guantes con la firma de la casa) Las firmas que no se adaptaron, como Balenciaga, tuvieron que cerrar.

Tim Walker Vogue Italia Marzo 2010

En este punto, la colección de HC asume el papel que tiene hoy en día de, aparte de vender a un puñado de clientas, crear en torno a la marca una imagen, un sueño, para después vender perfumes. Su influencia ya no está en dictar tendencias, pero sí en proponer mundos paralelos.

Natalia Vodianova Grand Aquisitions

Y ahora, después de conocer toda su historia viene la pregunta ¿la Alta Costura tiene sentido hoy en día? Y si es así, ¿cuál debe de ser su función?: ¿Crear un espectáculo?, ¿hacernos soñar con mundos imposibles y remotos?, ¿dictar tendencias?, ¿servir de pasto para la alfombra roja?...

Behind Haute Couture


Doutzen K HC

Y más sobre el tema en este documental.

12 comentarios:

Almudena dijo...

me gustan mucho este tipo de post, en un momentito aprendes cositas nuevas interesantes sobre la moda!

mimoleskineyyo dijo...

Yo creo que la Alta Costura nos hace soñar, además de ser las pioneras en las tendencias, pero llevadas al extremo. Si las marcas solo sacasen las prendas más comerciales no venderían tanto como lo hacen de esta forma.
Ya no pueden sobrevivir solamente de la publicidad, necesitan salir en revistas por los desfiles, comparaciones de tendencias, vestir a celebrities... Todo esto para crear un deseo, algo que es inalcanzable. Pero que quizás puedes conseguir el perfume por 80€

moda capital dijo...

Que vestidos tan glamourosos, me encanta este último!!! saludos!

Bere TOT dijo...

Sabes que siempe por una razón u otra no he terminado de ver el documental de Chanel? creo que ya me diste una excelente idea, hoy si lo termino.

un beso

mer dijo...

Eres una enciclopedia! La alta costura tiene que permanecer, es lo único que nos une a las costureras de siempre, y al cuidado máximo en la moda.
Besos.

Marta dijo...

Creo que debe hacernos soñar... y demostrar el duro trabajo que se realizaba antaño para coser cada prenda y que hoy se ha perdido con la producción industrial.

Besos!

maRimaR dijo...

interesantísima entrada,sin duda un buen trabajo de documentación!
ahora me voy a ver el documental
un saludo

Mai dijo...

Como ya te dije en los posts anteriores... me encanta que nos cuentes la historia de la moda, es algo que siempre me ha interesado!
Un besito

laotrahormadelzapato dijo...

Qué posts más interesantes!! lo que aprende uno!! Pues con la alta costura sólo se quedarán las grandes casas, simplemente para hacernos disfrutar y soñar, pero no porque haya un negocio real... Es una pena la verdad, pero hay que asegurarse el pan...

Javo.

Hummingbird dijo...

dejando 'industria' al margen -si algo así es posible, :). es como cuestionarse por qué pinta un artista...

el placer de los sentidos empieza en la estética -y allá y según cada uno.

precioso post shop, sí... nos habías dejado a medias :)

un XX de colibrí con un abrazo enorme.

B a la Moda dijo...

Qué interesante.Siempre me hubiera gustado conocer a las señoras que compraban y compran estos vestidos. ¿Y cuándo los llevarán? Yo creo que los tendrán en exposición o algo así!


xoxo
B* a la Moda

nerea dijo...

Que interesante, no está nada mal hablar de vez en cuando de la historia de la moda

 
site design by designer blogs