31/5/12

De escaparate: street lights, big dreams…

Estampados, color y mucho, mucho brillo en los escaparates neoyorquinos:

 Neones en Urban Outfitter.

El escaparate de la maravillosa tienda diseñada por Rem Koolhaas para Prada en el Soho.



Tienda efímera con la nueva colección de Karl en Bleecker.


Coloridos polos de Lacoste.







Fotos: Shopaholic
  

30/5/12

Tendencias primavera-verano 2012: Mar

Esta temporada el mar se ha convertido en nexo de unión entre las colecciones de muchos diseñadores, antagónicos entre sí, que se inspiraron en él a la hora de crear sus piezas para este verano. 

Desde los novelescos mundos submarinos de Lagerfeld para Chanel, en los que las perlas se convierten en el hilo conductor, hasta las dramáticas e inquietantes criaturas, mitad mujer, mitad coral, que se tambalean en el desfile de Sarah Burton para McQueen

Todo tipo de animal marino sirve: desde las ondulantes sirenas que cautivan con una mirada –o una canción fatal- en Givenchy, hasta las divertidas estrellas de mar que se adhieren, por ejemplo, a mi último objeto de deseo: las sandalias de Miu Miu

Haider Ackermann se sirve de la gama azul del mar para desarrollar una colección que desprende los destellos del océano a diferentes horas del día. Viktor&Rolf, Stella McCartney y Ungaro se quedan embelesados al ver las olas romper. Las interpretaciones son tantas y tan variadas como sus creadores, pero de lo que no cabe duda es de que este verano (que ya llega) lo pasaremos mirando al mar. 

1. Sandalias planas en forma de estrella de mar, Miu Miu (490€); 2. Jersey estampado, de Mary Katrantzou (696€); 3. Brazalete en forma de coral, de Kenneth Jay Lane (168€); 4. Cuñas de ante con suela de corcho, de Etro (595€); 5. Sandalias con plataforma compensada con estrellas estampadas, de Yves Saint Laurent (950€); 6. Anillo estrella de mar en oro amarillo, de Isabel Guarch (1.295€).

Y a mí todo esto me lleva a comunicaros una meditada conclusión: ¡quiero necesito irme a la playa, YA!

29/5/12

DIY: Estampación (2ª parte)

Lo prometido es deuda. Seguimos con el segundo post creativo de la mano de Alfa y La Casita de Wendy. Si ayer os enseñaba mi aproximación a las manualidades con unos cuantos trucos sobre patchwork, hoy toca un DIY mucho más sencillo: crear sellitos para estamparlos por todas partes. 


Muchas de las invitadas por Alfa pasaron sabiamente del patchwork y decoraron sus bolsos gracias a la técnica de la estampación (mucho más sencilla) con la que, con muy poquitos materiales, un par de consejos y algo de imaginación, se pueden conseguir resultados súper divertidos. 


Necesitaremos una goma de borrar grande (de 10cm de largo, por ejemplo), una gubia, tinta para estampar tela -todo se puede encontrar en cualquier tienda de manualidades- y por supuesto lo que vayamos a decorar: un bolso liso, una camiseta, un pañuelo, un vestido que queramos reciclar… cuadernos, postales, etiquetas... 

Utilizaremos la goma para dar forma a los sellos que estamparemos, así que lo primero será hacer sobre ella, y a lápiz, el dibujo. Con ayuda de la gubia y con mucho cuidado iremos vaciando el motivo hasta obtener nuestro sellito. 
Ésta es la parte más peliaguda (se puede meter la pata muy fácilmente), pero también la más relajante. Os aseguro que cortar la goma con la gubia podría ser considerada una actividad anti-estrés. 


Y ahora viene lo divertido: impregnar el sello en tinta, apretar… ¡y a dibujar! Las posibilidades son infinitas. 




Fotos: Shopaholic 

¿Os animáis?
Y también… DYI: Patchwork
  

28/5/12

DIY: Patchwork (1ª parte)

Hoy antes de empezar me veo en la obligación de confesar que soy un poco patosilla con las manos. Vamos, que las manualidades y la artesanía no están entre mis aficiones y nunca antes me había atrevido con uno de esos DIY, do it yourself, que copan la blogosfera desde hace varios años (vale, la excepción que cumple la regla, la semana pasada retratada ampliamente vía Twitter). 


Pero como para todo hay una primera vez, quise estrenarme en el mundo de los manitas con unos padrinos de excepción: Alfa y La Casita de Wendy

El lugar donde tendría lugar todo, El Estudio de La Casita de Wendy, una bohardilla de cuento donde es fácil dejar volar la imaginación. Nuestros “tutores”, Iván e Inés -de La Casita- y como equipación tres máquinas de coser Alfa y una cestita con todos los materiales necesarios: alfileres, tijeras, hilo y telas de estampado liberty. La misión, decorar con patchwork el lateral de un bolso




Pero ahora ya vayamos al grano: el primer DIY, el bolso de patchwork (mañana os enseño la segunda parte de nuestro workshop, algunos trucos sobre estampación). Y tomad nota porque con paciencia esto sí se puede hacer en casa… 




Empezaremos decidiendo el motivo y visualizando qué queremos conseguir. Para una primera vez lo más recomendable será no complicarse y optar por formas geométricas, mucho más fáciles de coser. 

Yo elegí rectángulos, así que me dispuse a recortar tiras y tiras de flores. Con un patrón de mi rectángulo final apilé tiras de colores y recorté la figura dejando un centímetro por cada lado para poderlo coser y… ¡manos a la obra! 

Ahora toca coger la máquina -madres, tías o abuelas, alguna debe haber por ahí y si no ya estamos tardando en equiparnos con una


Las piezas se van cosiendo (enfrentadas) de dos en dos hasta que nos quede algo así. Sí, sí… hasta aquí yo solita :-) 

Sin miedo a enfrentarse a la máquina. Hoy en día son sencillas y muy fáciles de usar.

 Otra opción: triángulos. 


Cada par de tiras se va uniendo a otro… y así sucesivamente hasta que se complete el motivo. No tiene mayor misterio y sin embargo los resultado pueden ser de lo más apetecibles. 
Mis rectángulos acabaron en la cara lateral de un bolso (vale, confieso que este último paso me lo han hecho… ¡pero por falta de tiempo, eh), pero si buscáis algo más sencillo podéis coserlos a cualquiera de estas bolsas de tela que ahora dan en cualquier sitio. 

Tatatachán… ¡MI bolso! 

Las opciones son infinitas, desde las archifamosas colchas, hasta pañuelos o bolsos. También con patchwork podemos renovar una camiseta o, por qué no, un pantalón (¿un bolsillo trasero en patchwork?) o una chaqueta (¿la manga de una americana?). 


Truco: para un acabado perfecto el truco es muy sencillo. Aunque el motivo no sea especialmente original (mis rectángulos no se llevarán un premio a la innovación), si las telas son coloridas y llamativas, el éxito final está garantizado. El patchwork es muy agradecido. 

Y mañana la segunda parte de este post creativo… DIY: Estampación
Fotos: Shopaholic

24/5/12

La pasta está de moda

¿Quién osa reírse de esos collares de macarrones tan recurrentes como regalo en el día de la madre?

Desfile Dolce&Gabbana SS2012. Fotos: GoRunway.com


22/5/12

Se llevan los estampados


Se llevan los estampados. Sí, por todas partes -y no sólo porque lo diga Anna Wintour




Fotos: Shopaholic

Y, como no, los bañadores de We Are Handsome que me tienen obsesionada. A la venta en TheCorner.com o, modelos del verano pasado a mitad de precio, en Yoox.com.

  

20/5/12

Detalles (para copiar) que marcan la diferencia

Pulseras transparentes, de metacrilato o similar, como hemos visto en el desfile de Balenciaga. Se pueden encontrar, por ejemplo, en Uterqüe (varias opciones, además).

Lagerfeld para Chanel propone perlas por todas partes. Copiarlo es tan fácil como utilizar un viejo collar como cinturón, o usar perlitas para decorar entre el pelo. ¿Otra opción?, cambiar los botones de una vieja chaqueta para darle una nueva vida.

Se terminaron esas fundas feas para las cámaras que vienen de serie. Cada vez hay más opciones disponibles para hacer de ellas un accesorio más. Me gustan, por supuesto las de Proenza Shouler (en la imagen) pero también las de Kipling y Anya Hindmarch.

¿Y utilizar el mismo estampado para el vestido y el casco? Alexander Wang lo tiene claro. También  sirve conjuntado, algo fácil de conseguir con las fundas de Helmetdress.

Las cadenas ya sólo están de adorno (o como recurso, pero sólo a altas horas de la madrugada). Las carteras se llevan agarraditas, como en Chloé, nada de colgadas.

15/5/12

La gente guay está en Williamsburg

Hace muchísimo tiempo que el Soho neoyorquino dejó de ser nido de artistas y bohemios para convertirse en una de las zonas más prestigiosas de Manhattan. Desde entonces, muchos han sido los barrios que se han ido pasando la etiqueta de “el nuevo Soho”: Greenwich Village, Chelsea con el Meatpacking District, el East Village… y todos la han perdido para quedársela (de momento) Williamsburg, la nueva zona de moda en Nueva York. 
En este rinconcito de Brooklyn se lleva la ropa de segunda mano combinada con bolsos de Alexander Wang (él es guay, aceptado), zapatillas Toms para montar en bicicleta, las mechas californianas (dónde no), las trenzas y sobre todo, el no usar el peine. 






En el East River Waterfront, entre la 6ª y la 7ª, con unas vistas privilegiadas de Manhattan, cada fin de semana se celebra un mercadillo que congrega a autóctonos y visitantes -el sábado de comida, y el domingo flea market-, sin duda una buena manera de contagiarse del espíritu de Williamsburg.









Fotos: Shopaholic

 
site design by designer blogs