Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Grazia

Áslaug Magnúsdóttir: la cara B

abril 08, 2013

Cualquier relación de éxito se suele asentar en un equilibrio sólido, de ésos difíciles de quebrantar. Muchas veces, que no siempre, la armonía se alcanza por la yuxtaposición de dos caracteres totalmente opuestos. Y es que, como dijo Aristóteles (y desde aquí nunca cuestionaremos tal fuente de conocimiento), la virtud está en el término medio entre dos extremos. Algo así pasa con las dos fundadoras de Moda Operandi, la tienda online que ofrece lujo de avanzadilla: si Lauren Santo Domingo es la cara visible, la célebre y la relaciones publicas, su pareja Áslaug Magnúsdóttir es la otra mitad que complementa el tándem. 



Puede que sea (yo me inclino a pensarlo) porque nadie es capaz de aprender el nombre trabalengüístico de esta islandesa, pero lo cierto es que mientras Santo Domingo se encarga de las relaciones sociales, ella mantiene un perfil bajo centrándose en los suyo: “Enseguida supe que Lauren era la compañera perfecta. Las dos habíamos trabajado en la industria de la moda y teníamos conocimientos complementarios. Mi historial se centraba en la parte del negocio (había trabajado como inversora y consultora), mientras que la experiencia de Lauren giraba en torno al lado más creativo (estilista y editora); tiene un ojo excepcional y relaciones con diseñadores de todo el mundo” decía Áslaug a BoF.


Total, que la pareja se decidió y en febrero del 2011 lanzó Moda Operandi. Porque las necesidades están ahí, aunque muchas veces ni los propios consumidores son capaces de verlas. Si eres hábil de descubrírselas, triunfas. Y las fundadoras del portal, triunfaron. Ellas encontraron un agujero y raudas y veloces acudieron a cubrir la necesidad de inmediatez que, en cierta medida, creó hace años Inditex en los estratos más low cost
En M’O han encontrado a hordas de mujeres que aman la moda y son capaces de entender la belleza de un vestido que puede llegar a costar 20.000 dólares. Y sin probárselo le dan al check out. Y es que resulta que sí existe un público dispuesto (y deseoso) a comprar lujo por internet, y que la experiencia de compra sí puede trasladarse hasta aquí (pese a que todavía existan firmas a las que les cuesta creérselo). Con piezas que se entregan de tres a seis meses después de la compra y con un ticket medio por pedido de 1.400 dólares, dice Magnúsdóttir que el ratio de devoluciones es muy bajo; son piezas tan especiales (en ocasiones ni llegan a las tiendas) que las clientas prefieren arreglárselas en su modista antes que devolverlas y perderlas. 


A Magnúsdóttir en Vogue la llamaban el “hada madrina”, por ejercer incansablemente de mecenas de nuevos creadores que se están abriendo paso (hace tiempo ya lo hizo con Matthew Williamson y con Rachel Roy). Entre otras muchas, una de las últimas firmas que han acogido bajo su paraguas ha sido el nuevo DelPozo de Josep Font. Porque Áslaug estuvo en su debut en el madrileño parque de El Capricho, junto a Indre Rockefeller (ex asistente de Wintour y encargada de divisar nuevos talentos para M’O), después de que los de DelPozo contactaran con ellas. Ahora Font desfila en Nueva York y vende en net-a-porter (¡ojo al dato!). Mientras, las chicas-operandi siguen dando la vuelta al globo descubriendo a más creadores. 


Lauren y Áslaug, las dos mitades, estarán en la próxima Gala del Met dentro de un mes. Pero no como simples invitadas, no. Un par de años después de su lanzamiento Moda Operandi será uno de los anfitriones de la cita de moda más importante en EE.UU.. Ahí es ná. 
Y no sabemos si una de ellas escogerá DelPozo para pisar la alfombra roja, que sería muy bonito, pero de momento sí tenemos la certeza de que habrá representación española entre las vitrinas de la muestra: algunos de los trabajos de Miguel Adrover se expondrán junto a prendas de Hussein Chalayan, Dior, Rei Kawakubo, Rodarte, Prada, Nicolas Ghesquière o John Galliano
En una exhibición que llevará al museo el movimiento que rompió todas las reglas y después del cual, todo es posible. 

Imágenes: el armario de Áslaug en The Coveteur

Y para los que tengan ganas de más, totalmente recomendable esta serie de 15 artículos que la islandesa escribió para The Business of Fashion relatando su aventura y su experiencia como fundadora de Moda Operandi.

      
 
site design by designer blogs